Nota informativa 73-2020

Enero 2020

1º- Felicitación del nuevo año por parte de la junta.

Estimados miembros y amigos de CECO:

La junta de CECO quiere desearos un muy feliz año 2020.

Deseamos que el nuevo año nos traiga: un lápiz que dibuje risas y una goma que borre lágrimas. Que si lloras, sea de risa; si tienes hambre, que sea de vivir; si tienes que perder, que sea el miedo,y si eres feliz, que sea para siempre.

Feliz 2020 para toda la familia de CECO.

Junta nacional

2º- Calendario de actividades 2020.

Peregrinación a Roma del 13 al 16 de enero.

I Congreso de Laicos del 14 al 16 de febrero.

Asamblea de  FIDACA del 28 de febrero al 1 de marzo.

Convivencias en Valladolid del 16 al 19 de abril.

Peregrinación a Santiago de Compostela del 17 al  25 de agosto.

II  jornadas Luis García del 9 al 10 de octubre en Barcelona.

3º- XII CONVIVENCIAS 2020

 Valladolid  del 16 al 20 de abril

Este año, las XII convivencias de  CECO serán del 16 al 20 de abril en la bella ciudad de Valladolid.

Por ello, desde la Junta queremos animaros  a participar en estas convivencias y pasar todos unos días inolvidables.

Los precios de las mismas son los siguientes:

De jueves a Domingo  (Con comida del jueves y el domingo)  188 € (Incluye la excursión del viernes por la mañana)

De viernes a domingo (con comida del viernes y el domingo) 121 €

Para cualquier consulta referente a otras modalidades de precios, poneos en contacto con la tesorera de la asociación: 692 53 77 94  o 969 23 67 46

Os podeis apuntar hasta el 1 de Abril  de 2020. Para ello, os debeis  dirijir a la secretaría de CECO, por medio de las siguientes formas de comunicación:

Correo electrónico: secretaria@ceco.org.es

Móvil: 643 11 40 22  627 38 13 96

4º- CAMINO DE SANTIAGO

 Del 17 al 25 de agosto de 2020

Debido a ciertas inquietudes de muchos de nosotros hemos querido presentar este hermoso proyecto. Os proponemos la peregrinación a Santiago de Compostela. Creemos que es una buena forma para darnos a conocer como asociación dando testimonio de nuestro Señor Jesucristo.

En este caso lo importante es la Meta, no el Camino. Los peregrinos a Santiago no hacen camino por él mismo, sino a través de él llegar a la Tumba de Santiago el Mayor. Si se sacrifican y sufren en el caminar lo hacen por poner en acción un símbolo. Son símbolos vivientes. Este símbolo consiste en manifestar a todos su solidaridad y compromiso con la Buena Noticia que vino a traernos y que desde su sepulcro resuena continuamente: El Reino de Dios ha llegado; la felicidad del hombre se ha hecho posible. ¡Convertíos y creed en ella!

El Camino de Santiago, pues, no es más que un medio, un terreno que se pisa, una senda por la cual se desplaza el peregrino. El punto de partida es su hogar. Debería, pues, haber tantos caminos como hogares. No obstante, el peregrinar a Santiago, precisamente por su carácter cristiano, fue desde su origen una decisión abierta a la comunidad, tanto por su destino (la tumba del Apóstol), como por su realización (en comunidad) y su significación: construir el Reino de Dios.

Siempre que haya plazas os podeis apuntar.

Para ello, os debeis dirijir a la secretaría por medio de las siguientes  formas de comunicación:

Correo electrónico: secretaria@ceco.org.es

Móvil: 643 11 40 22  627 38 13 96

Esperamos poder contar con vuestra presencia

5º- Congreso de laicos.

La Asamblea Plenaria celebrada en el mes de abril de 2018 trató un tema al que ha dedicado tiempo y diferentes iniciativas a lo largo de sus más de cincuenta años de andadura: los laicos en la Iglesia y en el mundo. Fruto del diálogo episcopal y teniendo en cuenta el Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal (2016-2020), surgió la decisión de organizar un Congreso de Laicos en el primer trimestre de 2020.

El objetivo general del Congreso es impulsar la conversión pastoral y misionera del laicado en el Pueblo de Dios, como signo e instrumento del anuncio del Evangelio de la esperanza y de la alegría, para acompañar a los hombres y mujeres en sus anhelos y necesidades, en su camino hacia una vida más plena.

Junto al objetivo general mencionado, se pretende la consecución de los cinco siguientes objetivos específicos, centrados todos ellos en el impulso de un laicado evangelizador:

1. Tomar conciencia de que la vocación bautismal es llamada universal a la santidad y, por tanto, de la responsabilidad laical en nuestras comunidades y en la transformación del mundo. Vocación bautismal del laicado para la misión.

2. Promover “la caridad política”, dimensión propia del estilo de vida de los laicos en la Iglesia y en el mundo. Dimensión socio-política de la fe.

3. Transmitir, desde el discernimiento iluminado por la Palabra, una mirada de esperanza ante los desafíos que nos presenta la evolución de nuestra sociedad actual. Vivir la misión con alegría y esperanza.

4. Ser espacio de comunión como Pueblo de Dios que, alimentado en la Eucaristía, promueve nuevas dinámicas de trabajo pastoral en las diócesis y a nivel nacional en lo que concierne al apostolado seglar, para llegar a los bautizados que están alejados por cualquier causa. Comunión para la acción misionera.

5. Visibilizar la realidad del laicado que, a título personal y familiar, en movimientos, asociaciones y comunidades, desde la vivencia del Evangelio, comparten experiencias y líneas de acción en la Iglesia y en el mundo.

El camino que proponemos se caracteriza por tres notas: la sinodalidad, el discernimiento y la espiritualidad.

Un proceso desde la sinodalidad. La sinodalidad es un elemento constitutivo en la Iglesia porque forma parte de su misma naturaleza. La palabra sinodalidad significa caminar juntos, propone fortalecer las relaciones, exige contar con comunidades misioneras abiertas al territorio, invita a la conversión y lleva a la misión. Todo el itinerario que diseñamos y el Congreso vendrá marcado por esta clave de sinodalidad. “La puesta en acción de una Iglesia sinodal es el presupuesto indispensable para un nuevo impulso misionero que involucre a todo el Pueblo de Dios” (DF 118).

Un proceso de discernimiento. Discernir es misión de la Iglesia. En el proceso que estamos proponiendo nos serviremos en todas sus fases del método de discernimiento. Este método “nos lleva a reconocer los medios concretos que el Señor predispone en su misterioso plan de amor, para que no nos quedemos solo en las buenas intenciones” (GE 169). Por eso, “[e^s preciso esclarecer aquello que pueda ser un fruto del Reino y también aquello que atenta contra el proyecto de Dios. Esto implica no sólo reconocer e interpretar las mociones del buen espíritu y del malo, sino —y aquí radica lo decisivo— elegir las del buen espíritu y rechazar las del malo” (EG 51). El discernimiento no supone solamente una buena capacidad de razonar o un sentido común, es también un don que hay que pedir (GE 166). Además, para que este proceso de discernimiento pueda llevarse a cabo necesitaremos de un estilo caracterizado por la escucha fraterna y el diálogo intergeneracional en todas sus fases.

Un proceso espiritual. El Espíritu Santo nos precede en el corazón de las personas y en los acontecimientos de la historia. Somos conscientes de que el Señor en su Palabra alimenta y orienta nuestras decisiones. Al calificar de espiritual este proceso estamos invitando a proponer una experiencia de esperanza y de consolación (consuelo que se deriva del encuentro personal con el Señor), donde tenga su lugar la escucha, la apertura de mente y de corazón. Solo de esta manera podremos vivir una experiencia del Espíritu, un nuevo Pentecostés, caminando todos juntos como bautizados. El Papa.

CECO estará presente en el congreso por medio de la  presidenta de la asociación, el vicepresidente y el secretario, que participarán en dibersas ponencias, aportando y aprendiendo de todo lo que se plantee en esos días.

Durante la tarde del sábado 18 de abril, en el marco de las convivencias de Valladolid, se informará sobre lo que se ha trabajado y se ha aprendido durante esta experiencia.

5º- Sobre FIDACA y su asamblea general

FIDACA fue creada en Suiza en 1981 y su sede está en Thurgovia; se encuentra situada en el “Centro Internacional para Ciegos” en Landschlacht CH 8597, una casa de acogida, de descanso, de encuentros y de vacaciones, mantenida por nuestros miembros suizos y alemanes.

FIDACA está reconocida por el Vaticano como Organización Internacional Católica (OIC) desde octubre de 1988.
Es obligación estatutaria tener una Asamblea General cada cuatro años, pero los asuntos corrientes y decisiones puntuales están confiados a la Asamblea Permanente.

El secretariado se encuentra en París, y trabaja en comunicación constante con los miembros de la Permanente. Su papel es la gestión diaria, la coordinación internacional concerniente tanto a los proyectos como a la relación entre los miembros y con nuestra Agencia Regional en Perú, la organización de reuniones de trabajo y reuniones de la Permanente , la puesta a punto y la logística de los seminarios que celebramos regularmente o encuentros en los que nos juntamos, la edición de un boletín semestral, etc.

FIDACA financia su funcionamiento por medio de cotizaciones de sus miembros y de eventuales donaciones y legados.

FIDACA  Y  SUS  ESTATUTOS

La Federación Internacional de las Asociaciones Católicas de ciegos FIDACA es una federación de asociaciones nacionales católicas de personas ciegas y para personas ciegas; el término “ciego” se aplica igualmente a otros discapacitados graves de la vista. FIDACA se inscribe en la doctrina social de la Iglesia Universal.

Los objetivos de FIDACA son:

La promoción espiritual, moral, cultural, social y material de las personas ciegas.

La promoción de la participación de las personas ciegas en la vida y en  la misión de la Iglesia para el testimonio y la propagación del evangelio.

La creación o desarrollo de organizaciones de personas ciegas en colaboración con las iglesias diocesanas y nacionales y la Conferencia Episcopal de diversos países.

La ayuda fraternal con personas ciegas de países en vías de desarrollo.

Para alcanzar estos objetivos, los medios de acción concretos de FIDACA son: reuniones, congresos, peregrinaciones, seminarios, publicaciones diversas y otras realizaciones apropiadas.

En unión con otras organizaciones, FIDACA se esfuerza en su entorno y ante instituciones internacionales,  hacer al mundo actual más humano. El campo de la justicia social y los Derechos del Hombre no son un monopolio…

Incluso después de una presentación tan breve, se percibe que el deseo de FIDACA es el alentar a las personas invidentes y deficientes visuales, donde sea posible, a unirse y así promover mejor su integración en la sociedad y en la Iglesia.

Es también importante para las iglesias locales conocer a sus miembros disminuidos visuales y conseguir que ellos se sientan bien dentro de la comunidad cristiana.

Los ciegos deben tener la ocasión, no solamente de experimentar una vida cultural rica, sino también de esperar un desarrollo espiritual armonioso.

FIDACA sólo existe verdaderamente por la riqueza interior que sus miembros transmiten entre ellos.

Con FIDACA, se descubren diversos testimonios de vida: las personas ciegas y disminuidas visuales de Europa del Este, las de América Latina y de África nos abren un horizonte amplísimo.

Las asociaciones mas destacadas de FIDACA, son:

Alemania, Suiza, Tirol, Austria, España, Belgica, Lituania, Congo, Begin, Burquina Paso, Colombia, Chile, Peru….

Este año, la asamblea va a ser por primera vez en España. Acudirá como representante de CECO su presidente, y como miembro nativo de FIDACA, Ignacio Segura  Madico, actual vicepresidente.

6º- II Jornada de apostolado  “Luis García”

Por medio de este díptico, queremos invitaros a participar en las segundas jornadas de integración, dedicadas al fundador de  CECO, Luis García Martínez de Aguirre.

Por medio de estas jornadas, queremos  hacer posible dentro de nuestra iglesia la famosa frase del beato Manuel Lozano Garrido (Lolo): “Hacer de un hecho extraordinario una acción ordinaria”, además de perpetuar la figura de nuestro fundador.

Este año se van a celebrar en Barcelona, del 9 al 10 de octubre, coincidiendo con el cumpleaños de nuestro fundador Luis García.

Esperamos que estas actividades sean en sí una sinodalidad entre todos aquellos que formamos CECO.